Accés al contingut Accés al menú de la secció
Inicio  > Setas comestibles
 

Setas comestibles más frecuentes en Cataluña

Entre las especies variadas de setas que crecen en los bosques catalanes hay que son comestibles y hay tóxicos. A continuación les ofrecemos una lista con las setas comestibles más frecuentes de Cataluña.


Higróforo

Hygrophorus latitabundus
Hygrophorus latitabundus © Paffka CC BY-SA 3.0

Hygrophorus latitabundus

También conocida como mocosa negra o babosa. Es una de las setas más buscadas y más valoradas en Cataluña, especialmente en la comarca del Bages. Se puede coger entre los meses de septiembre a diciembre.

El sombrero, de 6-10 cm de diámetro y con el margen muy enrollado, es de color oscuro oliváceo y resbaladizo producido por un mucílago transparente, muy abundante, que recubre tanto el sombrero como el pie. Con láminas blancas, espaciadas y gruesas, también viscosas.

Sobre todo se puede encontrar bajo los pinos, especialmente el pino rojo (Pinus sylvestris), con suelos calcáreos de tierras bajas y en la montaña media. Generalmente se encuentra en grupos más o menos numerosos, con frecuencia en forma de herradura, que nacen en el mismo sitio cada año.

 

Rebozuelo

Camagroc

Cantharellus lutescens

También conocido como "rossinyolic", "rossinyol de pi", "misto" o "picornell de càrritx". Se puede coger entre los meses de agosto y octubre.

Esta especie difícilmente se confunde con una especie tóxica, de modo que hay pocas posibilidades de intoxicarse cuando se buscan camagrocs en el bosque. Es una seta que vive en los bosques de pinos, principalmente el pino rojo. Crece formando grandes colonias en zonas sombrías con musgo, de manera que son fáciles de encontrar.

Tiene un sombrero marrón grisáceo, en un principio convexo y después imbutiforme, de 3 a 6 cm de diámetro y margen muy ondulado. La cara inferior es de color naranja suave, primero lisa y después venada, sin láminas, y se une sin solución de continuidad con el pie, del mismo color.

 

Rovellón

Rovelló

Lactarius sanguifluus

También conocido como "vinader", "esclata-sang", seta de pino o níscalo de sangre vinosa. Es uno de los más apreciados gastronómicamente. Frecuentemente se llama "rovelló" a otra seta del mismo género, el "pinetell". También se puede confundir con la "lletraga", una seta no comestible que se parece pero es más pequeña y con un color más claro, y cuando se rompe sale leche blanca.

Se caracteriza porque al cortarlo sale un líquido de color vino que parece óxido y en poco tiempo se vuelve de color verdoso. Las setas más jóvenes tienen el sombrero convexo, pero a medida que crece se hace plano y acaba en forma de embudo. Las láminas son finas y acaban por el pie, que suele estar cerrado.

Se encuentra en pinedas, especialmente en la tierra baja. Son dependientes de las minorizas y se puede coger de agosto a diciembre.

 

Níscalo

Pinetell

Lactarius deliciosus

Conocido también como "rovelló-pinetell", mízcalo, seta de pina. Se parece al rovellón, Lactarius sanguifluus, pero tiene la leche de color naranja que se vuelve verdosa cuando se corta la pieza.

Tiene un sombrero de 5 a 15 centímetros, con el margen enrollado en los ejemplares jóvenes. La cutícula lisa presenta círculos concéntricos de color anaranjado y rojizo. Frecuentemente presenta manchas verdes, especialmente en las heridas. Las láminas inferiores son de color naranja aunque pueden presentar manchas verdes. El pie, de color blanco punteado de naranja vivo, mide entre 3 y 5 centímetros de alto, y entre 1 y 3 centímetros de diámetro.

Crece en pinedas, sobre todo tipo de suelos. En Cataluña es una seta abundante que crece desde el litoral hasta los Pirineus. Fructifica desde finales del verano hasta la llegada del primer frío en invierno.

 

Negrilla

Tricholoma terreum
Tricholoma terreum © Eric Steinert Gauting CC BY-SA 3.0

Tricholoma terreum

También se conoce como "negret", "brunet", "fredolic" o ratón. Se puede coger entre los meses de septiembre y noviembre.

Tiene un sombrero irregular, con el centro que sobresale y la cutícula seca con diferentes tonalidades de color gris, como de terciopelo. Suele tener fibras y escamas negras, especialmente en la parte central. Las láminas son de un blanco sucio o grises y están espaciadas. El pie es cilíndrico y fibroso, y se rompe con facilidad; la carne, escasa y frágil, a penas huele.

Es una seta tardía que sale en las pinedas formando grupos numerosos con los primeros fríos (de ahí le viene el nombre popular en catalán) de manera que alarga la temporada de setas. Se le puede encontrar incluso congelado.

Hay que tener cuidado y no confundirlo con el fredolic metzinós (Tricholoma pardinum), más grande y robusto, con el sombrero escamado, propio de hayales y abetares, por encima de los 1.500 metros de altitud. El fredolic suele tener el pie vacío, mientras que el fredolic metzinós siempre está lleno.

 

Higróforo escarlata

Hygrophorus russula
Hygrophorus russula © Archenzo CC-BY_SA 3.0

Hygrophorus russula

Conocido también como "escarlet" o "carlet", se puede coger entre los meses de octubre y diciembre.

La cutícula, que es parcialmente separable, es lisa y ligeramente listada, viscosa en tiempos húmedos, de color rosado y manchada de rojo vino, es más oscura en el centro. Contrasta con las láminas y el pie más blancos. Su carne es abundante y compacta, fibrosa en el pie, de olor suave y sabor dulce, a veces un poco amargante.

Crece en encinares, robledales y hayedos, en todo tipo de suelos, con preferencia por los básicos y los neutros. Fructifica en otoño, generalmente en grandes clapas, que reciben el nombre de escarleteras.

No se acostumbra a comer después de ser cogido, sino que se conserva en sal o salmuera para una utilización posterior. También se puede conservar al baño maría o en vinagre.

Hay que tener cuidado de no confundirlo con el falso carlet (Entoloma sinuatum) que provoca intoxicaciones graves, caracterizadas por trastornos gastrointestinales.

 

Trompeta de los muertos

Craterellus cornucopioides
Craterellus cornucopioides © Tomasz Przechlewski CC BY 2.0

Craterellus cornucopioides

Conocido como trompeta los muertos, "vaqueta negra", "rossinyolic negre" u "orella d'ase", se puede coger entre los meses de agosto a diciembre.

De color gris oscuro o marrón tirando a negro, en forma de cuerno o de embudo profundo (de ahí su nombre) que llega casi hasta la base del pie, de margen extendido, carne tenaz y aromática con la superficie himenial simplemente rugosa. Su carne delgada y fibrosa difícilmente se pudre.

Se encuentra en bosques de planifolios en suelos silíceos húmedos. Pueden encontrarse formado eras en verano y en otoño.

Se parece mucho, pero más oscura, a la trompeta gris (Cantharellus Cinereus), también comestible. No se la puede confundir con ninguna especie venenosa.

 
Fecha de actualización: 28.09.2011